Pleno de Junio: «No al TTIP»

Desde I.U. Níjar declaramos nuestro municipio en el Pleno de Junio como municipio que está en contra del TTIP. Pero ¿Qué es el TTIP y como le afecta a nuestro principal sector de la comarca?.

La abreviatura TTIP significa Tratado de comercio e inversiones Unión Europea- Estados Unidos o Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión.


¿Y cómo afecta a nuestra agricultura?.

Se podría resumir en 5 puntos aunque el alcance es mucho mayor.

1,- En nuestro campo nuestras producciones se identifican por sus denominaciones de origen y sus normas de calidad (control integrado, tomate La Cañada-Níjar, ecológico, etc…). Si este tratado entrara en vigor toda esta estrategia de diferenciación y calidad se perdería y sería un producto más en el mercado.

2,- Este tratado prevé que los productos en Europa no se identificarían. Por lo tanto cualquier producto podría ser de cualquier país donde la multinacional tenga sus intereses.

3,- El esfuerzo que hemos echo el sector para adaptarnos a las distintas normas de calidad impuestas por la U.E. así como la producción integrada y ecológica se irán al traste por que la producción de otros países menos exigentes en tratamientos y derechos sociales entrarían a competir en igualdad de condiciones con las nuestras.

4,- El mercado se inundaría de semillas transgénicas (Ver otros artículos de I.U. Níjar sobre nuestra posición con respecto a los transgénicos.)

5,- Estas semillas contaminarían todos nuestros cultivos ya que necesitan espacios muy grandes para que no haya contaminaciones cruzadas debido a los polinizadores.

Además la negociación se produce con bastante opacidad entre la Unión Europea -a a través de la Comisión europea- y los EE.UU y los estados hasta el momento soberanos, por un lado se difuminarían absolutamente en el marco del TTIP y ante la eventual imposibilidad de aplicar políticas distintas a los enunciados neoliberales que laten en el TTIP. Las características de un tratado como éste, dependiente además de la Unión Europea, harían materialmente imposible su modificación en el caso de que nuevas mayorías pidieran su modificación.

En segundo lugar, habría una justicia “privada” u órganos independientes en los que se resolverían todas las discrepancias sobre las inversiones exteriores y todos los conflictos que aparecieran por este tratado. En resumen los estados perderían el control sobre este pacto. Por desde IU decimos ¡no al TTIP!

DESDE NIJAR : NO AL TTIP