Denuncia ante la Fiscalía de Almería

Izquierda Unida (IU) de Níjar, ha presentado una denuncia ante la Fiscalía de Almería por un continuo vertido de aguas residuales, que afectan principalmente a las barriadas de Atochares, Los Nietos, El Viso y Barranquete.

Alexis Pineda portavoz de IU en el municipio ha explicado que la denuncia especifica que en la Rambla de Artal, entre las barriadas de Los Nietos y Atochares, se forma de manera intermitente un cauce de aguas de origen fecal, causante en muchos momentos del año de un incremento de olores en la zona y que puede ocasionar graves perjuicios para la salud de los residentes, así como para la conservación del cauce natural de la rambla.

Según IU Níjar se trata de una planta de “tipo lagunaje” hecha en 1995 con 146 millones de pesetas,pensada para unos 10.000 habitantes y que hoy resiste la cifra de 20.000 habitantes ya que San Isidro, Campohermoso, Níjar, El Viso, Atochares, Puebloblanco y Barranquete vierten a esta planta.

“Esto es una muestra de la desidia, negligencia e inactividad administrativa que han provocado que se estén produciendo vertidos sin la conveniente depuración de aguas residuales en la zona de un cauce ecológico, porque la EDAR de El Viso o Depuradora Lagunas de Genival ha quedado totalmente colapsada y tiene un deficiente e inexistente mantenimiento, tanto en sus instalaciones auxiliares como en la propia instalación, que presenta un colmatado de fangos que le impide realizar su función de diseño ya de por sí insuficiente, por lo que es necesario una nueva ampliación para garantizar un adecuado tratamiento secundario y terciario de las aguas residuales”, ha explicado Alexis Pineda.

Estos vertidos de aguas fecales “son responsabilidad directa de las administraciones competentes: el Ayuntamiento de Níjar y subsidiariamente la Junta de Andalucía”.

Para IU Níjar es necesario llevar a cabo el proyecto de una nueva estación depuradora aparcado por la Junta, con una inversión de 20 millones de euros que permitiría recuperar el cien por cien del agua.

Alexis Pineda destaca que los nijareños estamos pagando una tasa municipal por la prestación del servicio de depuración de aguas residuales, “cuando realmente este servicio se da de manera ineficiente, cuando no inexistente, lo que constituye un fraude a los usuarios que pagan estas tasas en función de la cantidad de agua que consumen y no en función de los resultados del servicio”.

Izquierda Unida lleva años denunciando esta situación y en su momento elevamos a través de nuestros representantes en el Parlamento de Andalucía una pregunta relativa a esta grave situación y pedimos que nos dieran datos sobre las actuaciones e inversiones previstas por la Junta, competente en este sentido.

IU Níjar retirará la denuncia en cuanto las partidas del presupuesto de la nueva depuradora sean oficiales y el proyecto comience a hacerse realidad.

DCIM100MEDIA