La Educación Pública que queremos

 El pasado sábado 29 de marzo se celebró en Málaga un encuentro de IU Andalucía con el título «La Educación Pública que queremos», con el fin de organizar grupos de trabajo que se pongan en marcha de forma estratégica en la creación de alternativas programáticas para la Educación en Andalucía. Se trata de frenar en la medida de lo posible el impacto negativo que éste servicio básico está sufriendo a manos del gobierno central del PP. Y es que desde que José Ignacio Wert se hizo con la cartera de Educación, no ha hecho sino recortar el presupuesto en miles de millones de euros, situándonos a la cola de la OCDE y la Unión Europea; subir las tasas universitarias y eliminar becas y ayudas al estudio; eliminar la igualdad de oportunidades en el acceso al derecho a la educación; y, en definitiva, aprovechar la excusa de la crisis para implantar un modelo ideológico que supone una vuelta al sistema de enseñanza franquista y que apuesta por la escuela privada y concertada, en detrimento de la pública.

 Ante este panorama, no podemos quedarnos de brazos cruzados. La Educación, al igual que la Sanidad, supone un servicio público cuya calidad, gratuidad y universalidad jamás deben ser negociadas. En este sentido se pronunció el coordinador andaluz de Izquierda Unida, Antonio Maíllo, en la rueda de prensa posterior al encuentro educativo, señalando la importancia de recuperar en el profesorado perdido a raíz del decreto del Gobierno Central del PP, y la mejora de las condiciones de los que están ejerciendo actualmente, ya que son peores que hace unos años.

 El propio Maíllo fue el encargado de abrir la jornada con una conferencia titulada «La Educación Pública que queremos», para pasar al debate y puesta en común de los grupos de trabajo, así como a una mesa redonda acerca de qué podemos hacer por la Universidad. El acto no sólo contó con la presencia de afiliados y simpatizantes de IU, sino que fue abierto a representantes de organizaciones sindicales, estudiantiles y AMPAS. El objetivo es ayudar a construir una educación capaz de producir una sociedad libre y justa. Camino que sólo podemos iniciar plantando cara a una ley segregadora y clasista como la LOMCE.

lomce_insumision