Emanagua: nuestras facturas, nuestras deudas, nuestro agua

Níjar es uno de los municipios de España en el que los usuarios pagan más por el agua que consumen, incluso por la que no consumen, ya que el recibo mínimo supera los 70 euros aunque el contador permanezca impasible. Cada dos meses, el recibo de agua y basura supone un golpe duro para los vecinos que peor están sobreviviendo la crisis.

Aún siendo uno de los servicios básicos más caros, Emanagua, empresa mixta formada por el Ayuntamiento y la empresa privada Aqualia (perteneciente a FCC), ha atesorado una deuda de más de 4 millones de euros en los últimos años, lo que ha obligado al Ayuntamiento a avalar un nuevo crédito de 2 millones de euros con Bankia.

El concepto de empresa mixta es sorprendente, ya que mientras las pérdidas deben ser sufragadas por la parte pública, la parte privada sólo se dedica a gestionar un negocio seguro para ellos, mientras que nuestro recibo sigue subiendo.

Desde IU consideramos fundamental auditar, recomponer y apostar por la remunicipalización total del servicio.
En Alemania, las ciudades más importantes vuelven a hacer públicos estos servicios básicos provocando mayores ahorros y mejor gestión, mientras el PP quiere seguir privatizando todo lo que genere negocio.

Por ello decimos NO. Los servicios públicos básicos han de estar en manos del pueblo, para el pueblo y garantizar el suministro para todas las familias del municipio.

 

 

 

Water