Día Internacional contra la Violencia de Género

En 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas declara el 25 de noviembre Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y propone a todos los gobiernos, las organizaciones internacionales y las organizaciones no gubernamentales que organicen en ese día actividades dirigidas a sensibilizar a la opinión pública respecto al problema de la violencia contra la mujer. La fecha fue elegida como conmemoración del brutal asesinato en 1960 de las tres hermanas Mirabal, activistas políticas de la República Dominicana, por orden del dictador dominicano Rafael Trujillo (1930-1961).

La violencia contra mujeres y niñas es una de las violaciones de los derechos humanos más generalizadas. En algunos países, hasta 7 de cada 10 mujeres sufren golpes, violaciones, abusos o mutilaciones a lo largo de sus vidas. Es necesario crear conciencia al respecto, educar y proponer acciones que pongan fin a este fenómeno global.

Toda la sociedad debemos esforzarnos más para proteger a las mujeres y prevenir estas agresiones. Los gobiernos y las personas que lideran todo tipo de organizaciones deben dar ejemplo, pero no es así y desgraciadamente en España estamos sufriendo graves retrocesos en los últimos años con reformas legislativas y recortes que perjudican a las mujeres.

Ya van 48 mujeres asesinadas en 2013 en España, a veces en presencia de sus hijos e hijas, siendo también asesinados éstos en algunas ocasiones.

Ciertamente, todas estas conmemoraciones, la implicación de los medios de comunicación y las acciones cotidianas de la lucha feminista, han ayudado a hacer visible esta terrible lacra y a hacer de ello un asunto que excede del ámbito privado, formándose una opinión pública crítica e intolerable con esta violencia.

Leyes como la de Protección a las Víctimas de la Violencia de Género (2006) o la Ley de Igualdad (2007) han supuesto un paliativo importante para las víctimas. Sin embargo, los recortes en servicios sociales, casas de acogida y medidas protectoras, han supuesto un duro golpe en los últimos años. Tenemos el convencimiento de que la vida de las mujeres no se está protegiendo debidamente.

Creemos que hoy, tenemos que volver a pensar en la violencia contra las mujeres y sacar del imaginario colectivo la “inevitabilidad” de estas agresiones, más bien es preciso vincularlas a la desigualdad y a una ideología que legitima la subordinación de las mujeres.

Cuando se expresa interesadamente desde ciertos sectores, que la lucha por la igualdad ya no hace falta, pues ya somos iguales, se está escondiendo la desigualdad y potenciando unas ideas que pugnan por perpetuar la inferioridad de las mujeres, caldo de cultivo para la violencia de género.

En la lucha contra esta “barbarie” es fundamental la prevención, y para ello hay que trabajar intensamente con niñas y niños, en la familia, en la escuela, en los medios de comunicación, descartando los roles machistas y combatiendo de raíz la ideología patriarcal. Denunciamos el fatal aumento de la violencia contra mujeres jóvenes y adolescentes.

Por último, hacemos un llamamiento a la sociedad en general, pero también queremos incidir en las conciencias individuales de hombres y mujeres, para que tomen posiciones en contra de la violencia sexista, allá donde esta se manifieste.

Plataforma Ciudadana por el Derecho al Aborto*

 

*En la Plataforma almeriense “Ciudadanía por el derecho al aborto libre y gratuito: Marea Violeta, PCA, Mujeres en Marcha, IU, 15-M, Plataforma por los derechos y justicia social, Marea Blanca, CUT, SAT, UJCE, Izquierda Anticapitalista, CCOO, Frente Cívico, así como mujeres y hombres almerienses a título individual.

Noticias relacionadas: «Violencia contra las mujeres»  Área Mujer IUNíjar

 

25Nconcentracion