Herbicidas en zonas públicas de Níjar

Hemos asistido en estos días con preocupación a la visión de cómo en zonas públicas de nuestro municipio se usaban herbicidas para la eliminación de las malas hierbas. Pero ¿por qué esta preocupación?.

Hemos de informaros que a concentraciones más bajas que las recomendadas para su uso en agricultura, el glifosato (herbicida que se ha usado en nuestro municipio) interfiere en el funcionamiento hormonal de células humanas y afecta a las células de la placenta y a las embrionarias.

También provoca nacimientos prematuros y abortos, mieloma múltiple y linfoma non-Hodgkin (dos tipos de cáncer) y daña el ADN de las células.

Además, se ha comprobado que este uso contamina los cauces de aguas pluviales y provoca daños a las colmenas debido al sobrevuelo de las abejas en zonas pulverizadas con este producto.

herbicida1 

Para quien no lo sepa el glifosato es un herbicida que elimina hierbas y arbustos. Es un plaguicida no selectivo de amplio espectro e insistimos en que está relacionado con posibles malformaciones neuronales, intestinales y cardíacas en embriones humanos, entre otros aspectos nocivos que hemos indicado en el párrafo anterior.

Aclarar que es un producto permitido (estos productos tienen un registro en el Ministerio de Agricultura y unos permisos para aplicarlos en parques y en jardines) aunque la Directiva Europea señala claramente: “El uso de plaguicidas en parques y jardines debe minimizarse o prohibirse. Cuando se utilicen deben preverse medidas adecuadas de gestión del riesgo, así como concederse prioridad a los plaguicidas-herbicidas de bajo riesgo y a las medidas de control biológico”.

Desde I.U. Níjar pedimos a nuestro ayuntamiento que no use ningún herbicida en nuestras zonas públicas porque pueden generar problemas graves a la población. Si se utilizan, se deben acordonar las zonas, señalizarlas, informar a los vecinos y excluir su uso de las calles habitadas.

 Desde este foro proponemos las siguientes alternativas al uso de herbicidas: en primer lugar se podrían utilizar medios manuales y mecánicos (maquinaria diseñada especialmente para ello) con la consiguiente creación de empleo que conllevaría.
También dentro de este grupo de alternativas están los medios térmicos para la eliminación de malas hierbas.

En segundo lugar en las zonas que lo permitan aconsejamos realizar acolchados que eviten la nascencia de las malas hierbas.

En último lugar si estos medios no son los adecuados y no hay ninguna otra alternativa, hay otros herbicidas que son menos peligrosos para la salud.

Abogamos por proponer una investigación pública para encontrar un método eficaz para eliminar las malas hierbas que a la vez sea natural, no contaminante y que no resulte tóxico para las personas, los animales y el agua, siguiendo así una de nuestras principales premisas que defendemos en nuestro programa: apoyar y promocionar de forma incondicional la investigación tanto pública como privada.

 herbicida2