Marina de Aguamarga

Pleno del 1 de junio del 2012, sobre el tema de Marina de Aguamarga

Desde IU rechazamos firmemente el fallo del alto tribunal de Andalucía donde se pretende legalizar la urbanización de Marina de Agua Amarga, declarada como no urbanizable por sentencia firme del Tribunal Supremo de fecha 12 de diciembre de 2007.
Algunos Ayuntamientos que todavía creen en burbujas inmobiliarias,  apoyan estos proyectos urbanísticos engañando al ciudadano con la oferta de puestos de trabajo,  cuando la única «oferta» es el deterioro irreversible del medio, el cual es nuestra auténtica fuente de riqueza y motor económico y turístico en el Parque. 

La finca Marina de Agua Amarga fue declarada urbanizable en las Normas Subsidiarias de Níjar de 1996 pero la  Declaración de Impacto Ambiental de esa normas subsidiarias (BOP de Almería 17 de mayo de 1996) anuló la clasificación de los terrenos como urbanizables y los clasificó como protegidos. El Ayuntamiento de Níjar recurrió al Tribunal Supremo esta decisión de la DIA de declarar espacio protegido a Marina de Agua Amarga y el Tribunal Supremo ratificó que esa finca es espacio protegido no urbanizable. Al publicarse la sentencia del Tribunal Supremo de diciembre de 2007, se modificó la clasificación de los terrenos y se los clasificó como no urbanizables en el PORN definitivo, publicado en 2008.
El promotor de Marina de Agua Amarga recurrió al TSJA el PORN de 2008 y ahora el TSJA le ha dado la razón basado en hechos erróneos al basar su sentencia en que la finca está clasificada como urbanizable en el planeamiento urbanístico de Níjar, lo cual no es cierto porque en 2007 el Tribunal Supremo anuló esa clasificación. 
La sentencia del Tribunal Supremo de diciembre de 2007 clasificó los terrenos como protegidos, motivo por el cual fueron incluidos como protegidos en el PORN de 2008, en cumplimiento de esa sentencia.
El Ayuntamiento de Níjar y por supuesto el promotor, han ocultado al TSJA la existencia de la sentencia firme del Tribunal Supremo de fecha 12 de diciembre de 2007 que clasifica los terrenos como no urbanizables. Si no es impensable que se hubiese producido una sentencia como esta, basada en hechos erróneos. 
El alcalde de Níjar intenta «esquivar la ley» haciendo caso omiso de una sentencia que le es perfectamente conocida para impulsar un nuevo pelotazo urbanístico: «ladrillazo de macro-hotel y 300 viviendas a un km. de Aguamarga». 

Exigimos de nuestras administraciones que expliquen públicamente los motivos por los que en este pleito han ocultado al TSJA la sentencia del Tribunal Supremo de fecha 12 de diciembre de 2007. No es de recibo que nuestro alcalde ignore esta sentencia siguiendo el «modus operandi» de promotores sin escrúpulos que en absoluto se preocupan del futuro sostenible de nuestra comarca y que dedican grandes recursos a la búsqueda de posibles resquicios legales para seguir «alicatando» nuestra tierra mientras hipotecan nuestro futuro.
Desde IU Níjar informamos que algunos grupos ecologistas de la zona afectada, presentarán un recurso de casación contra la sentencia ante el Tribunal Supremo, al que desde aquí damos todo nuestro apoyo.