II Asamblea abierta en el municipio

Uno de los propósitos para el 2012 de IU Níjar fue celebrar asambleas abiertas por los pueblos de nuestra comarca. La primera tuvo lugar el 12 de Enero en San José para informar sobre los proyectos en El Cambronero y La Boca de los Frailes, más conocidos como «el ladrillazo de El Nazareno». Dentro de este marco y antes de que arrancara la campaña electoral en Andalucía, hemos celebrado el 7 de Marzo nuestra Segunda Asamblea Abierta e Informativa en Rodalquilar, a la que acudieron una treintena de vecinos de la comarca.

El tema inicial fue la «Infrautilización de los recursos y la infraestructura del Parque Natural de Cabo de Gata – Níjar » . Contamos con la intervención de Enrique Ruiz, Presidente de la Asociación Amigos del Parque y tras su exposición se habló largo y tendido al respecto, dando buena cuenta tanto de las inquietudes y preguntas que surgían sobre el tema central: los equipamientos en los que se han invertido millones de euros de fondos europeos destinados a este Espacio Natural Protegido, que ocupa gran parte de la comarca, y el deterioro que empiezan a sufrir por el abandono y la falta de uso de los mismos, espacios que podrían ser explotados y utilizados por la ciudadanía local para dar unos servicios altamente demandados, o sencillamente atendidos por personas contratadas, generando así empleo local y de calidad, desde la oferta en Rodalquilar del Área de Acampada al lado del Jardín Botánico, equipada con todo lo necesario y donde durante todo el año se podría atender la demanda del turismo europeo de caravanas, rompiendo la alta estacionalidad en esta zona, hasta el Albergue altamente demandado y nunca utilizado en Las Amoladeras, pasando por El Aula de Naturaleza de El Bujo, un precioso edificio cerrado y otros muchos edificios que están cerrados y abandonados.

En el transcurso de la asamblea quedaron de manifiesto sobre este tema varios puntos:

  1. Una falta total de transparencia por parte de las administraciones que hacen que la ciudadanía no sepamos quiénes o cómo deciden la asignación, reparto y aplicación que una gran cantidad de recursos económicos que se destinan desde los fondos europeos para el desarrollo en el Parque. 
  2. La evidencia de que en ningún momento revierte esta inversión realizada para el desarrollo local en la ciudadanía, no generando empleos estables locales para la atención de estos recursos y oferta de servicios al público desde los mismos (una excepción sería El Jardín Botánico El Albardinal) 
  3. La falta total de información de cómo o a quién dirigirse para la presentación de proyectos (educativos, turísticos…) a desarrollar en los mismos 
  4. El trato «mercantilista» de la posible explotación de estas infraestructuras, pidiendo sumas desorbitadas en concepto de fianza para su utilización, lo que hace que sólo grandes empresas puedan optar a las mismas, que a su vez no están interesadas en dar un servicio si no en obtener beneficios económicos. 
  5. La falta de respuestas a las propuestas o preguntas que llegan desde la ciudadanía. 
  6. Y por último y más importante queda evidenciado el temor de que toda esta dejadez y desidia nos lleve finalmente a ver cómo, ante la falta de iniciativa pública, se ceda en un futuro a manos privadas una explotación conjunta del hoy destrozado y abandonado pueblo minero de Rodalquilar. 

 También se trató el tema del abandono total de nuestro patrimonio histórico y arqueológico: la fortaleza del siglo XVI «Torre de los Alumbres», en propiedad privada y utilizada como corral para ganado, y que como el Castillo de Cala San Pedro no fue adquirido en su momento por la Junta de Andalucía, no sabemos si intencionadamente, dejando abandonado nuestro valioso patrimonio histórico y que junto a la vía judicial iniciada con respecto al Cortijo del Fraile, dieron paso a una exposición por parte de Alexis Pineda, documentada fotográficamente, sobre el abandono total y el expolio del importantísimo Yacimiento Arqueológico en El Barranquete, donde un cartel roto nos señaliza los restos que datan de más de cinco mil años A.C. y donde a primera vista vemos tumbas expoliadas junto a residuos agrícolas y ¡un sofá roto! al lado de una obra posterior, un acueducto probablemente árabe. Así es tratado nuestro patrimonio arqueológico.

Pero si nos vamos a Níjar Villa, encontraremos al final de la calle San Antón unos lavaderos árabes destrozados y abandonados con gran acumulación de basura, una fuente centenaria en la Plaza del Mercado que se va deteriorando sin que se atienda ninguna reparación o restauración de la misma. Una falta total de atención y puesta en valor al «Pantano de Níjar», y un enorme peligro con riesgo para la vida de los transeúntes en la subida a La Atalaya de Níjar, la pista de gravilla poco segura que no tiene barandilla ni indicación alguna del barranco a su lado y que esperamos no nos depare cualquier día alguna desgracia irreparable. No podemos olvidar que durante este «paseo» encontramos pintadas racistas con símbolos nazis, que no son limpiadas ni borradas, lo que consideramos hechos gravísimos.

Pero aún hay más: en la Rambla Artal, en el siglo XXI en Níjar, lo que desde lejos parecen humedales son en realidad las aguas residuales sin tratamiento alguno de más de 17.000 habitantes de la comarca y donde estaba previsto un método de decantación natural para los residuos de 7.000 habitantes, existe hoy un lagunaje de aguas fecales. Lejos de un sistema de depuración, no funciona ni siquiera el bombeo de estas «aguas», ya que los equipos eléctricos de las bombas impulsoras fueron robados hace tiempo. Eso sí, cuando llegamos a las vallas rotas vemos un cartel que nos indica que ciento cuarenta millones de las antiguas pesetas de fondos FEDER fueron destinados a esta planta abandonada. Mientras se acumulan y discurren libremente las aguas residuales de todo el campo de Níjar por la Rambla Artal.

Cerrando ya la asamblea llamamos la atención sobre el nuevo dogma que se empieza a asumir por parte de la sociedad del «no hay dinero», mientras vemos que sí lo hay para los bancos y que es fruto de la política neoliberal que se lleva a cabo.
También sobre el hecho de que la vida política esté «sucia como la rambla Artal» pero que si no quedara gente digna «intentando cambiarla» sería aún peor.

Si bien desde IU Níjar no hemos prometido nada si nos hemos comprometido a mantener informada a la población y así lo venimos haciendo.

Algunas conclusiones:

  1. El gran problema para la ciudadanía es la posiblemente intencionada desinformación.
  2. Necesitamos respuestas a las preguntas y a las propuestas que hacemos. Ante las dudas, el descontento y las protestas queremos respuestas. 
  3. Queremos oferta pública y puestos de trabajo locales. 
  4. No queremos que la atención de nuestras administraciones se centre en pelotazos urbanísticos que en nada benefician a la población local, mientras tenemos edificios públicos que incluyen albergues, zonas de acampada y posibles casas rurales cerradas por toda la comarca , así como un antiguo pueblo minero desahuciado y destrozado en Rodalquilar que forma parte de nuestra historia reciente y algunos de cuyos antiguos habitantes aún viven entre nosotros. 
  5. No admitimos la dejadez de las administraciones de los bienes y servicio públicos como estrategia para dejar luego abierta la puerta a su privatización. 

 Si bien hoy dejamos constancia de todos los temas que se trataron en la asamblea, no dejaremos ninguno de ellos en el abandono e informaremos con más detalle sobre todos ellos.