El PP rechaza nuestra enmienda al presupuesto

El Partido Popular se niega a dar ejemplo en su plan de austeridad y rechaza la enmienda al presupuesto que presentamos en el pleno del pasado 3 de febrero.

El gobierno local presentó unos presupuestos a través de los cuales exige un esfuerzo que, si bien es generalizado, atañe especialmente a todo el personal del ayuntamiento. Desde IU nos sumamos a la no creación de nuevas plazas y a la eliminación de las plazas no ocupadas. Sin embargo, esto no resuelve la problemática respecto al exceso de gasto destinado al capítulo I del presupuesto, por lo que los trabajadores del ayuntamiento siguen sumidos en la incertidumbre de su futuro laboral. Por esta razón, en IU entendemos que deben ser los representantes políticos los primeros en dar ejemplo y ajustarse el cinturón. Se trata de un ejercicio de coherencia, por un lado, y una cuestión de credibilidad por otro. Para ello proponemos una enmienda a los presupuestos presentados por el gobierno municipal, que tiende a reducir una serie de gastos destinados a los cargos políticos nijareños, y que consideramos prescindibles, o bien sustituibles por otra fórmula que racionalice mejor la partida presupuestaria.

Nuestra enmienda consiste principalmente en los puntos que siguen:

  • Eliminación de un concejal con dedicación exclusiva (38.000€). 
  • Eliminación del 50% del personal eventual de libre designación, los llamados cargos de confianza (60.000€ mínimo). 
  • Eliminación de las dietas y asistencias de cargos electos (75.000€). 
  • Eliminación de la partida de Gastos de locomoción de cargos electos (15.000€). 
  • Eliminación de las partidas de indemnizaciones a cargos electos sin dedicación exclusiva (10.000€). 

Se trata, pues, de un ahorro aproximado de 200.000€ que permitiría dotar de una mayor estabilidad a los empleados actuales del ayuntamiento de Níjar. Y de una forma, además, bastante racional, ya que una partida como la de indemnizaciones a cargos sin dedicación se puede solucionar simplemente pasando los plenos al jueves por la tarde, evitando así afectar a la vida laboral de los concejales. O la supresión de retribuciones que entendemos que ya van en el sueldo, como es el caso de los gastos de locomoción de cargos electos.

En cualquier caso, se trata de evitar que los recortes y los planes de austeridad recaigan siempre sobre los mismos, mientras que aquellos que más demandan la tijera miran hacia otro lado cuando se les pide predicar con el ejemplo, como es el caso del gobierno local del PP que, como era de esperar, rechazó la propuesta de enmienda.