La doble cara del Partido Popular ante el tratado de libre comercio con Marruecos

El 15 de Febrero tendrá lugar la votación definitiva para posiblemente ratificar el acuerdo de liberación comercial con Marruecos, lo que debilitaría enormemente a nuestro sector agrícola, vital para nuestra comarca y para la economía de gran parte de las familias de Níjar y de toda la provincia de Almería.

Desde IU denunciamos el doble discurso del PP que desde los ayuntamientos afirma defender la agricultura provincial y mientras, desde Europa defiende el tratado de libre comercio, interesados en ratificar este acuerdo porque beneficiará a muchas de «sus empresas» e intereses particulares. Y es que en la actualidad ¿quién decide en Europa sobre la Agricultura?. Para saber quien aprueba este tipo de acuerdos basta echar un vistazo a la composición del Parlamento Europeo:
El acuerdo que se pretende ratificar el 15 de febrero contempla una ayuda a Marruecos de 4.000 millones de Euros (sí cuatro mil millones, leéis bien), para convertir 700.000 hectáreas en «regadío». Pensar que Almería cultiva en invernadero unas 25.000 hectáreas y tendréis una idea de la dimensión.

No nos oponemos al crecimiento de ningún país, pero queremos un trato de igualdad, lo que supone exigir a Marruecos ponerse «a la par» en derechos sociales, sindicales, de género, regulación de la mano de obra infantil, las mismas normas de sanidad vegetal… entonces podremos competir con ellos. Mientras no se cumplan estas condiciones estaremos ante una competencia desleal ante la que será muy difícil aguantar.

Insistimos de nuevo en el doble discurso del PP en Europa y en Andalucía:

El Tribunal Europeo de la Competencia impuso a las empresas almerienses un multa de 238.446€ al considerar probado que llegaron a un acuerdo para establecer unos precios mínimos a raíz de la crisis de precios de 2009. La multa a los sindicatos almerienses agrícolas y a la patronal agrícola sólo era la punta del iceberg, una demostración de que no pintamos nada en las decisiones europeas.
Veamos qué ha sucedido con el diferencial de precios entre origen y destino en 2011:
Según varias fuentes el diferencial de precios agrícolas entre origen y destino aumentó un 500% en 2011, debido sobre todo al bajo precio de estos productos en el campo. Esta bajada de precios en el campo se vio muy poco reflejada en una bajada de precio al consumidor que siguió pagando casi lo mismo en las tiendas.

Después de la multa a la agricultura almeriense y este diferencial de precios, el Tribunal Anti-Monopolio Europeo de la Competencia reconoció que la distribución (o sea multinacionales del comercio agrícola) tiene malas prácticas e instó a recoger información para que el tribunal de la competencia pudiera evaluarlas, sin embargo no son capaces de multarles ni de corregir estas prácticas que hoy continúan.Nuestro actual ministro de Agricultura ya era en 2003 un ferviente defensor de los acuerdos de liberalización con Marruecos, según sus propias declaraciones, ahora en 2012 públicamente dice que no pero ¿dirá lo mismo en privado?.

La política agraria del PP defiende los intereses de las multinacionales del comercio agrícola frente a los intereses de Andalucía, poniendo además en serio peligro nuestra economía, la de Níjar y la de Almería, ya conocida como «la huerta de Europa», pudiendo acabar con nuestro trabajo, nuestra forma de vida y por ende con nuestra soberanía alimentaria.