Desahucio en Campohermoso

El pasado 2 de diciembre asistimos en Campohermoso a una demostración más de otra aberración legal.

Ángeles, de 76 años, fue desahuciada de su casa junto con su hijo y cuatro personas más en paro por no poder responder al aval que había firmado para intentar que su hijo pudiera seguir trabajando con su camión.

La estafa es así de simple: la madre avaló con su vivienda una reunificación de deudas llevada a cabo por una financiera. A los pocos meses la financiera inicia el procedimiento de desahucio por impago de la primera letra, valorando la vivienda en 30.000 euros, cuando las colindantes similares fueron tasadas oficialmente por 150.000 euros.

Afortunadamente, la mujer pudo volver a entrar en su casa por una puerta a la que no se le había cambiado la cerradura. Ahora, a esperar otra vez….
Si no queremos ver a más de media España en la calle: ¡DACIÓN EN PAGO, YA!