Servicios públicos frente a privatizaciones

El Ayuntamiento cedió en su momento los trabajos de consejería y limpieza en colegios y otros centros públicos a la empresa FCC y mientras un sueldo ha costado a los nijareños 1.200€, el trabajador ha recibido 800€.

En el pleno de Diciembre se planteó la Aprobación Inicial de la Modificación de la Plantilla de Personal y de la Relación de Puestos de Trabajo del Ayuntamiento de Níjar. Se recorta el contrato con FCC, algunos trabajadores son despedidos y otros vuelven al ayuntamiento.
En IU nos preguntamos: ¿por qué hemos tenido que pagar todos los nijareños este traspaso de trabajadores que sólo ha beneficiado a la empresa y en ningún caso al trabajador? y ¿por qué los servicios se encarecen o mantienen a costa de una bajada de los salarios que sólo beneficia a estas empresas satélites de las administraciones?

Desde el PP se nos presenta como un ahorro de 447.000€ el reducir el contrato de conserjería, limpieza y mantenimiento con FCC, pero hay que considerar que vamos a incrementar costes anuales de 240.000€ al reincorporar a los trabajadores, por lo que el ahorro sería de 200.000€, un «supuesto» ahorro después de haber pagado 70.000€ más en salarios durante tres años, o sea 210.000€, por la misma labor que desarrollaban estos trabajadores cobrando directamente del Ayuntamiento. Entonces ¿qué ahorro nos están vendiendo?, ¿ahorramos ahora porque hemos estado tres años «haciendo el canelo»?

Nos quieren hacer pensar que los que están llevando a la ruina a este país son los funcionarios que tiene un sueldo medio digno, los que van a cobrar 400€, los que hacen una chapuza y no la declaran, ahí ponen el foco de la crisis los partidos que nos gobiernan, pero si elimináramos esas privatizaciones y el coste añadido de los convenios con su correspondiente IVA, rebajaríamos costes y tendríamos funcionarios competentes, como muchos de los que trabajan en este ayuntamiento.En IU pensamos que hacen falta gestores que organicen el trabajo en beneficio de los trabajadores y de nuestro ayuntamiento y no en beneficio de las contratas, pues de no haber existido esta privatización de servicios, el coste habría sido el mismo pero habría repercutido en más salarios a las familias nijareñas.

Estamos seguros que desde lo público se puede ser tanto o más eficiente.

De nuevo se evidencia que las privatizaciones nunca nos benefician, pero creemos que con las privatizaciones las empresas pasan a ejercer de «banqueros» de los ayuntamientos dando crédito en servicios, lo que genera además una gran deuda.

Sólo avanzaremos hacia el beneficio común con la reorganización de los Servicios Públicos haciéndolos realmente eficaces.