Desaladora de Rambla Morales

Izquierda Unida Níjar se posiciona ante la desaladora de Rambla Morales: de cómo pretenden convertir un pelotazo urbanístico fallido en una deuda para quinientas familias de agricultores.

Queremos explicar la grave situación que están viviendo unas quinientas familias de agricultores con la desaladora de Rambla Morales.

Esta desaladora se empezó a construir en pleno «boom urbanístico» y al amparo de unos supuestos proyectos, según los cuales se iban a hacer un par de campos de golf y varias macro urbanizaciones por la zona de Ruescas-Barranquete. Además se buscaron agricultores como complemento para este macro-proyecto, a los que les hicieron firmar una solicitud de agua. A algunos hasta les falsificaron la firma.

El consumo de agua de estos agricultores suponía sólo un 10-15% del volumen de agua que se podía desalar. Hasta aquí todo iba bien, acompañado de fotos de los distintos políticos y demás parafernalia del proyecto. Pero estalla la burbuja inmobiliaria y se paralizan los proyectos de las obras que generen consumo para la desaladora, que entre unas cosas y otras ha costado unos 130 millones de Euros financiados por La Caixa, ayudas europeas y ayudas estatales.

Ahora quieren imputar toda la deuda generada a los agricultores, quienes sólo habían firmado una solicitud de agua, eso los que la habían firmado, porque algunos nos cuentan que les falsificaron la firma; igualmente había actas de reuniones con la firma de todos los agricultores que ni siquiera se habían celebrado. A todo esto los políticos, no aparecían por ningún lado. Pero sigamos, la solución que se les da es vender la desaladora a ACUAMED por 30 millones de Euros, quedando pendientes unos 100 millones de Euros que se les quieren imputar a los agricultores.

Cuando esto está más o menos claro, La Caixa demanda a los aproximadamente 500 agricultores 60.000 mil euros por cada 20 metros cúbicos contratados. Para más inri la solución de ACUAMED es para reírse, porque además de quedarse con la deuda anterior y tener que seguir pagando el agua que consuman, esta empresa exige un consumo mínimo que de no llegan a efectuarse, los agricultores tendrán que pagarlo de todas formas. Vamos, un negocio seguro.

Resumiendo: tenemos una desaladora infrautilizada y 500 familias engañadas que se intenta que «paguen el pato» de este proyecto puramente especulativo, del que no tienen culpa alguna. Por supuesto, los políticos desaparecidos en combate. Desde Izquierda Unida realizaremos en los próximos plenos de los ayuntamientos de Almería y Níjar sendas preguntas y os iremos informando.

Expresamos al colectivo de afectados todo nuestro apoyo.

En el pleno del día 2 de diciembre, la propuesta de IU de Níjar, es aprobada por unanimidad.

Punto 11 del orden del día del Pleno de la Corporación Municipal del mes de diciembre en el que se planteó la Aprobación de la propuesta del Grupo Municipal de IU-LV-CA relativa a la situación de los comuneros de Rambla Morales.

Respuesta de Izquierda Unida