Recortes en educación y salud

El PP de Níjar aprueba una moción para dejar de prestar los servicios de limpieza y conserjería en los centros educativos y de salud.
En el pleno de 5 del agosto, el grupo popular en el Ayuntamiento nos sorprendió con una moción por la que instaba a la administración de la Junta de Andalucía para la formalización de convenios de colaboración en materia de conservación y mantenimiento de centros educativos y centros médicos locales.
La moción exponía que, aunque legalmente el ayuntamiento tiene delegadas estas competencias, debido a su insuficiencia financiera, no podía hacer frente a las mismas. Finalmente, concluía instando a la Consejería de Educación y Salud para que formalizaran un nuevo convenio y añadía la siguiente amenaza literal:
“Se comunica a la Consejería de Educación que, hasta tanto se formalice el correspondiente convenio, por este ayuntamiento se dejarán de prestar los servicios de conserjería, limpieza, electricidad y agua de los centros educativos”.
De igual manera, se expresa la moción respecto a la Consejería de Salud en lo que respecta a los consultorios médicos locales. Como es obvio, la moción encontró la oposición de todos los grupos excepto del PP, y la oposición contundente de nuestro concejal Alexis Pineda quien se expresó de la siguiente manera:
“Cierto es que la financiación local necesita una revisión urgente y que los ayuntamientos asumen competencias que no les han sido transferidas. Sin embargo, la moción que hoy el PP trae a este pleno supone el enésimo enfrentamiento político entre administraciones a costa de servicios públicos básicos para los vecinos y vecinas de Níjar. Es inadmisible esta dejación, se trata de la salubridad de los centros en los que estudian nuestros hijos o se visitan nuestros enfermos. Si ustedes llevan a cabo esta amenaza será la verdadera demostración de su mala gestión. Apoyaríamos sus demandas a la Junta si eliminasen la posibilidad de dejar de llevar a cabo los mencionados servicios, pero entendemos que antes de dejar de realizar estos servicios básicos se puede y se deben recortar los gastos corrientes, se pueden revisar los contratos y ajustarlos a la realidad (en referencia al contrato con FCC por valor de 1,3 millones de euros anuales )”.