Ya llegan los recortes

El Ayuntamiento anuncia que en septiembre dejará de prestar los servicios de mantenimiento y conserjería de colegios y centros sanitarios. Instará a la Junta para que asuma sus competencias o destine el dinero necesario para que la administración municipal pueda abordarlos.

El Ayuntamiento de Níjar ha informado que no puede seguir prestando servicios que no le corresponden, máxime cuando no reciben la financiación para poder llevarlos a cabo, y que realizarán reducciones drásticas de todos éstos.

Se trata de los servicios de mantenimiento y limpieza de colegios, centros de salud, consultorios médicos, los servicios de conserjería de los centros educativos y lo que tiene que ver con políticas sociales, todos ellos competencia de la Junta de Andalucía. Las competencias se encuentran transferidas al Ayuntamiento de Níjar y la Junta de Andalucía debe transferir el dinero necesario para que la administración local pueda acometerlos.

El Alcalde de Níjar, Antonio Jesús Rodríguez, ha explicado que “en esos conceptos el Ayuntamiento tiene un gasto de millón y medio de euros al año y recibe de transferencias de la administración autonómica unos 600 mil euros anuales”.

Así, el primer edil nijareño ha anunciado que “en el próximo pleno se dirá claro que si no se da el dinero suficiente para la prestación de esos servicios, tendremos que suprimir la limpieza, mantenimiento y conserjería de los edificios que no son municipales. También tendremos que recortar en el personal destinado a algo tan importante como es la prestación de servicios sociales. No podemos seguir pagando, por ejemplo, tres mediadores socio-culturales para que actúen como interpretes en los centros médicos ya que no podemos sufragar este gasto. Tenemos que reducir el personal a disposición de la población inmigrante porque no hay recursos para cubrirlos” manifestó Rodríguez.

A partir del mes de septiembre, si la Junta no da una solución a esta situación, el alcalde de Níjar ha anunciado que habrá una reducción drástica de personal, que supondrá una rebaja de 20 puestos laborales.

Además, desde el Ayuntamiento se ha apuntado que tienen que hacerse cargo de servicios que no le son propios, también se están pagando todos los suministros eléctricos de estos edificios y que mientras el precio de la luz se ha doblado, lo que desde la administración autonómica se transfiere se ha reducido “hemos destinado recursos mientras hemos tenido, pero ya no existen, así que debe de ser la Junta quien asuma todos estos servicios” continuó el alcalde “no puede ser que la Guardia Civil nos pida que les compremos un fax porque no lo hace la Dirección General de la Guardia Civil, o que todas las notificaciones del Juzgado las tenga que hacer la Policía Local y el notificador del Ayuntamiento porque el Juzgado no tiene medios. El Ayuntamiento no puede ser la casa de todas las administraciones, cada uno debe de cumplir con sus obligaciones”.

Ya a principios de esta legislatura se anunciaron recortes municipales, y así se está haciendo. Se está solventando la eliminación de la gestión catastral, que ahora se realizará a partir de agosto con medios propios del Ayuntamiento, se han suprimido contratos y gastos de altos cargos, personal de confianza y concejales, en base a una política de austeridad, de acuerdo con los tiempos económicos actuales y a la situación de todas las administraciones locales, a las que no se les permite el endeudamiento y realizar operaciones de crédito.