I.U. Níjar denuncia que La Sociedad Agraria “La Misión” utiliza el Cortijo del Fraile como un almacén

El Cortijo del Fraile, es uno de los monumentos arquitectónicos más emblemáticos del Parque Natural Cabo de Gata – Níjar, por ser un prototipo de los grandes cortijos de la época. Pero también por ser internacionalmente conocido como el lugar en el que ocurrieron los hechos que  inspiraron el poeta Federico García Lorca  su obra “Bodas de sangre”; y a  Carmen del Burgo “Colombine”, que paso su infancia en Rodalquilar, escribió el drama “Puñal de Claveles”.

Durante los ultimos años un manifiesto firmado por intelectuales  y personas del mundo de la cultura; además de diferentes entidades de la provincia como Los Amigos de la Alcazaba, el Museo Ibañez o Amigos del PN Cabo de Gata, han pedido poner solución a su progresivo estado de ruina y abandono tanto a la administración como a la propiedad. En este sentido, se han realizado conversaciones y discutido proyectos que hasta ahora no han dado ningún resultado. 
Es por eso que trás la declaración del Cortijo del Fraile como Bien de Interés Cultural con la tipología de Sitio Histórico todos los ciudadanos de Nijar creímos que era el principio del fin de su creciente deterioro.
Poco tiempo hemos tardado en darnos cuenta de que uno de los monumentos más emblemáticos de nuestra provincia no tiene ninguna protección práctica  porque ninguno de los actores implicados tiene el menor interés en cumplir la ley.
La propietaria de la finca, la empresa agrícola “La Misión” tiene  la obligación de frenar su ruina. En vez de eso lo que hace es acelerarla conscientemente y convierte el interior en un almacén del que con frecuencia entra y sale maquinaria pesada.
La Junta a través del Servicio de Bienes Culturales incumple con su deber de inspeccionar y sancionar al propietario a pesar de ser repetidamente informado de todo lo que está ocurriendo con pruebas documentales.
Desde IU Nijar denunciamos estos hechos y solicitamos que se cumpla la ley y específicamente:
El artículo 15 de la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía que establece que la Consejería de Cultura, podrá ordenar a los propietarios de bienes inscritos en el Catálogo General del Patrimonio Histórico “la ejecución de obras o la adopción de las actuaciones necesarias para su conservación, mantenimiento y custodia”.
El artículo 16 puesto que en el caso de que las personas obligadas por las órdenes de ejecución de obras o actuaciones de conservación no las acometan voluntariamente, la Consejería podrá bien imponer multas coercitivas cada mes en que se mantenga la situación de desobediencia, bien proceder a la ejecución con cargo al obligado a su realización.
 
Finalmente el artículo 18 de la citada ley indica que la falta de cumplimiento de las obligaciones establecidas en esta Ley “facultará a la Administración para la expropiación total o parcial del bien por causa de interés social”.