Adelante Andalucía

Es hora de aunar esfuerzos, es ahora: Adelante Andalucía.

Como hemos sostenido siempre, para Izquierda Unida los procesos electorales no son un fin en sí mismos, sino que son solo un complemento en una batalla mucho más amplia por la disputa de la hegemonía al sistema capitalista. Y esa lucha no se podrá emprender con un mínimo de garantía si no es apostando firmemente por la unidad popular. Una unidad que encuentra su pilar fundamental en la movilización sostenida. Es dentro de este marco más amplio donde cobra sentido el objetivo táctico de disputar la hegemonía en el plano institucional a las fuerzas del régimen, tanto viejas como nuevas, pero que comparten su interés por mantener la estructura de poder de la oligarquía, así como las arcaicas instituciones que siguen sirviendo a los de siempre y que quedaron blindadas en el 78. Se trata, por tanto, de aunar esfuerzos para combatir las políticas del neoliberalismo, de manera que, lejos de confrontar lo electoral con los demás planos de lucha, lo que se haga es complementarlos para hacer avanzar la influencia de la izquierda.

Ratificados tanto por la militancia como por los simpatizantes de Izquierda Unida los acuerdos federal y autonómico para concurrir a las próximas elecciones andaluzas y municipales de la mano de Podemos y otros agentes que se irán sumando a una confluencia que busca desbancar las políticas de PP, PSOE y Ciudadanos; toca dar forma a ese frente más amplio que trasciende lo electoral. Con ese espíritu de construcción social nace un proceso real de confluencia en nuestra comunidad: Adelante Andalucía. A través de un manifiesto se presenta esta marea que se planta ante la injusticia, que cansada de resignarse ante el crecimiento de la precariedad, dice basta y propone acabar con ella. Son millones de andaluces y andaluzas los que sufren cada día por las gestiones que ponen lo público al servicio de los intereses de unos pocos. Esos mismos son los que empiezan a sentir que es la hora de hacer algo diferente y que nos encontramos para ello, ante una oportunidad histórica.

Nos une la preocupación por lo colectivo, que debe primar siempre sobre lo individual, en un motor de cambio donde el combustible tiene que ser siempre la solidaridad, un valor que va a empujar a las andaluzas y andaluces a salir de esa situación indigna a la que se ve sometido bajo las políticas neoliberales. Y es que si dejamos de lado las diferencias y ponemos en valor lo que une a quienes queremos acabar con los privilegios de unos pocos, los que queremos acabar con el paro, la desigualdad, la precariedad y la pobreza, los que no estamos dispuestos a permitir que el potencial público y humano de Andalucía siga desaprovechado en manos de quién solo piensa en sus propios intereses, los que defendemos la necesidad de tener unos servicios públicos de calidad. Todos los que, en definitiva, queremos una vida más digna para nuestra gente, somos mayoría. Nace un proyecto ilusionante, lleno de esperanza por un cambio que es posible y necesario.

 Manuel Alvarez Ruiz