¿Dónde andamos?

La verdad es que no es tan difícil encontrarnos, donde siempre hemos estado, tanto en la calle como en los parlamentos, con la gente y sus necesidades y derechos.

A veces alguno de nuestros vecinos se pregunta: ¿donde está IU? ¿qué hace?, ¿que opinan de uno u otro tema?…
Estamos ahí, justo donde todo el mundo nos lleva viendo toda la vida, en la calle con la gente que exige que no se le recorten derechos ni libertades conquistadas tras siglos de lucha. No nos van a encontrar igual de facilmente que a otros en las teles y los diarios de todo tipo vendidos a empresas vinculadas al IBEX35, estamos donde los nuestros nos piden que estemos:
En la calle con las Marchas por la Dignidad contra los recortes de derechos de las políticas restrictivas; con la Marea Verde defendiendo una educación para todos; con las Mareas Blancas para evitar que la salud se convierta en un negocio de unos pocos; con las Mujeres en su lucha de reivindicación de derechos tan injustamente arrebatados por siglos de patriarcado; con todas y cada una de sus manifestaciones, protestas y luchas que día a día provocan las injusticias sociales, económicas y ecológicas que están provocando las políticas que nuestros gobiernos llevan a cabo.

Pero no solo ahí, también estamos en los Parlamentos, en el Parlamento Andaluz donde nuestros representantes presentan día tras día alternativas sólidas y eficaces frente a las soluciones propuestas en todos los campos (energético, social, participativo…) y en los ayuntamientos.

Por supuesto también en el Congreso de los Diputados donde no solo planteamos alternativas lógicas a las políticas imperantes de un estado desfalcado por aquellos que pretenden ser la solución, donde una MOCIÓN DE CENSURA es lo único que merecen los defensores de esas posturas, para mostrar que existen alternativas a las políticas del recorte y la involución.
Y en el Parlamento Europeo, manifestando nuestro deseo y nuestra alternativa de una Unión diferente tanto social como económicamente y que se ve reflejada en nuestras políticas para los refugiados y en las políticas económicas del BCE y “La Troika”.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *